martes, 18 de abril de 2017

Los microinjertos, ahora al alcance de más gente

Si has estado estudiando la posibilidad de realizarte un implante de cabello seguro que habrás dado cuenta de que el precio del microinjerto capilar ahora es muy barato si se compara con lo que costaban antes las intervenciones capilares. No obstante, quizás continúa estando lejos de tu alcance el pagar las cifras que solicitan y que parecen estar pensadas para deportistas de élite que se han apuntado a cambiar su imagen pero no al común de los mortales.
Sin embargo, ¿has pensando en la posibilidad de realizarte injertos de cabello en otro país? Quizás la sola idea de hacerlo te esté causando ya un rechazo porque te venga a la cabeza otro tipo de operaciones que se realizan en países de fuera, concretamente de América. Todos hemos visto en programas de televisión las horribles operaciones estéticas que se realizan en Tijuana o lo peligroso que es operarse en lugares como Venezuela donde los profesionales pueden ser muy buenos, pero carecen de los medios apropiados.
Pero en este caso la posibilidad está mucho más cerca, ni siquiera hay que salir de Europa. Y es que Turquía es el país europeo donde resulta mucho más barato realizarse microinjertos de cabello. Y estamos hablando de una diferencia de precio realmente grande. Tanto que compensa realizar el desplazamiento y la estancia. Además, las clínicas situadas en Estambul, que es a donde se acude con mayor frecuencia, son tan modernas y avanzadas como las mejores de España y están igual de dotadas en lo que se refiere a medios técnicos y humanos.
Entonces, ¿por qué es tan barato realizarse allí la operación? Pues para empezar, Turquía es un país con una renta per capita muchísimo más baja que la española, por lo que los precios allí son ya de por sí bastante inferiores o nadie podría permitirse acudir a estas clínicas. Cuentan además con importante subvenciones por lo que sumando una cosa con la otra, pueden ofrecer precios muy atractivos para atraer un turismo europeo que acuda no solo interesado por la belleza del país, sino también por sus clínicas capilares.

Gracias a las empresas que ejercen de intermediarias para realizar este tipo de turismo de salud todo es mucho más fácil, ya que solo hay que contratar el servicio en España y el vuelo y ellos se encargan de gestionar la estancia y las citas médicas para que todo salga muy bien. El seguimiento se haría en España durante todo un año.

jueves, 16 de marzo de 2017

Manualidades divertidas para los más peques

Si tienes un peque en casa te recomendamos que prestes atención y tomes nota, porque a continuación te vamos a hablar de algunas de las manualidades más divertidas para los más pequeños, que resultan realmente fáciles de hacer y que te permitirán tener a tus hijos entretenidos mientras dejan a un lado las tablets y los teléfonos móviles.

Lo único que vas a necesitar es echar mano de tu imaginación y ponerle ganas e ilusión, y es que apenas necesitarás hacerte con una serie de materiales muy baratos, por lo que no tendrás que preocuparte por el desembolso económico, ¿comenzamos?

Vasos Walkie Talkies

¿Quién no ha probado durante su infancia hacer unos vasos walkie talkies para hablar con sus amigos? Otra cosa es que funcione, pero sin duda el proceso de creación será realmente divertido e ilusionante. Realmente fáciles de hacer, tan solo necesitarás comprar vasos de plástico, utilizar unas cartulinas de colores para decorar los vasos y un hilo de coser para unirlos. Para que el hilo no se descuelgue, te recomendamos que utilices una chincheta para atar el cordón alrededor. Así de sencillo.

Un barquito de cáscara de nuez

Ya lo decía la canción de Miliki, y es que hacer un barquito con una cáscara de nuez es una de las manualidades infantiles más divertidas y fáciles de hacer, y es que hay que tener en cuenta que una vez terminada, flotará como un auténtico barco de verdad.
Tan solo tendrás que coger una nuez abierta por la mitad y rellenar su interior con un poco de plastilina de colores. Utiliza un palillo a modo de mástil y coge un trozo de papel del color que más te guste para hacer la vela. Si quieres también podrás pintar la cáscara de nuez para hacerlo todavía más original.

Guitarras de cartón

¿Te imaginas hacer unas guitarras con unas cajas de cereales y uno rollos de papel higiénico? Pues es mucho más fácil de lo que imaginas. Tan solo necesitarás una caja de cartón de cereales para hacer la caja de la guitarra, haciendo un agujero en el centro, y unos rollos de papel higiénico que deberás unir uno con otro con ayuda de cinta aislante para hacer el mango de la guitarra. Para ponerle el toque final, utiliza unos hilos de lana para hacer las cinco cuerdas de la guitarra.

El mapa del tesoro

Pocas cosas gustan más a los peques que los piratas y todo lo relacionado con ellos, por ello te invitamos a hacer con tu hijo o hija un auténtico mapa del tesoro como el de las pelis de cine. Tan solo tendrás que coger una hoja en blanco y con la ayuda de un mechero o una cerilla, quemar los bordes un poco para que tome un aspecto deteriorado.
Después, mezcla en un vaso un poco de agua con café molido y con un pincel pinta toda la hoja para que quede envejecido. Cuando esté seco dibuja el mapa, enróllalo y átalo con una cuerda a modo de pergamino. ¡Te quedará espectacular!